EL MÉTODO GLIFING

Glifing es un método de entrenamiento de la lectura que se aplica mediante un programa informático.

Gracias a su formato lúdico, nos divertimos mientras leemos y aprendemos a leer mejor.

Evaluamos

Mediante una prueba Glifing diseñada por especialistas, según los resultados de las investigaciones científicas de Avesedari, evaluamos la velocidad, la precisión y la comprensión, obteniendo el perfil lector de nuestro alumno.

La velocidad y la precisión lectoras son indicadores del nivel de automatización de la lectura.

La automatización es necesaria para una buena comprensión.

Analizamos

El programa se comunica con la plataforma on-line de forma automática.

La plataforma procesa los datos de la evaluación y los contrasta con los baremos Glifing en función del curso y edad del niño.

Gracias a esto, obtenemos de forma inmediata información precisa del nivel de lectura del niño.

Entrenamos

El método Glifing consta de un gran número de sesiones de entrenamiento que se ajustan a las necesidades de cada niño.

Con los datos recogidos y procesados en la plataforma, podemos diseñar un plan individualizado de entrenamiento que incida allí donde el niño lo necesite.

La plataforma también registra automáticamente el progreso del entrenamiento para que el profesional pueda adaptarlo en todo momento.

Glifing es un método que consiste en la utilización de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) para aplicar un programa de entrenamiento de la lectura basado en una serie de actividades que, presentadas de forma lúdica, permiten a las personas con problemas lectores entrenarse de forma intensiva y amena a la vez.

Asimismo, este método puede utilizarse como herramienta de aprendizaje de la lectura para niños sin dificultades de lectura, para personas en vías de alfabetización o como entrenamiento para personas con lesiones cerebrales adquiridas o degenerativas que han perdido sus capacidades lingüísticas en lo que se refiere a la lectura.

El entrenamiento incide en la mejora de la velocidad lectora, tomando como base la consideración que la falta de fluidez es el factor más característico de los problemas de lectura. El hecho de leer fluidamente un texto no es un dato con valor en sí mismo, pero se correlaciona de manera muy significativa con la capacidad de comprensión de los textos leídos y con el rendimiento académico.

El objetivo del programa de entrenamiento es mejorar la habilidad lectora de los niños con dificultades para leer de forma correcta y fluida, para aumentar su rendimiento y permitirles aprovechar toda su capacidad intelectual.

Además, el método tiene especialmente en cuenta la dimensión emocional del problema. Por ello, hemos creado unos personajes, Glif y Bet, que acompañan a los niños durante todo el proceso. Dan ánimos, empatizan, son los elementos reguladores del comportamiento y proporcionan feed- back a lo largo de las sesiones.

A través del método Glifing, se entrenan intensivamente los distintos aspectos que conforman el proceso de adquisición y automatización de la lectura: descodificación (correspondencia grafema-fonema), segmentación, memoria de trabajo, articulación, velocidad, morfosintaxis y comprensión.

A pesar de todo, el método que presentamos no puede ser definitivo, sino que debe estar en un proceso de evolución constante para poder aumentar los indicadores de mejora de la lectura y de los procesos asociados a este complejo proceso. El método Glifing permite tanto detectar precozmente los problemas de lectura como establecer un seguimiento continuado de la evolución del usuario.

El sistema de entrenamiento combina el método Glifing y el conocimiento que Avesedari ha desarrollado en sus años de investigación con profesionales de la Universitat de Barcelona. La programación de un itinerario de sesiones específico para cada niño asegura el carácter personalizado de este sistema de entrenamiento.

Durante todo el proceso, la pauta de trabajo garantiza que el entrenamiento esté hecho a medida de las necesidades y del ritmo de cada entrenado.

Para conocer con detalle la metodología que utiliza Glifing, o ampliar cualquier información relacionada con la herramienta, ponte en contacto con nosotros.

El cambio

Las dificultades

Las dificultades de lectura pueden explicar hasta un 40% del fracaso escolar.

No podemos permitirnos un sistema educativo que haga que un 25% de nuestros alumnos obtenga el “diploma” de fracaso escolar y, por efecto dominó, también el de su fracaso vital.

Dentro de este 25%, hay un gran número de alumnos que está fracasando porque empezó la educación primaria con dificultades para aprender a leer y a escribir, para automatizar la lectoescritura y para comprender un texto.

No leían bien, estudiaban mal, y cada curso que pasaba se distanciaban más de sus compañeros normolectores.

El origen

Las dificultades de lectura tienen un origen neurobiológico.

El entrenamiento

Los últimos avances en neurociencia nos hablan de la plasticidad de nuestro cerebro.

Esto significa que, mediante un entrenamiento adecuado, podemos modificar la manera en que nuestro cerebro realiza determinadas acciones.

¡El cerebro es plástico!

La “plasticidad cerebral” se ha convertido en el paradigma de la neurociencia que más admiración despierta. Con él, se quiere favorecer la concienciación de la maleabilidad del cerebro, de la flexibilidad de un órgano que, hasta hace sólo 30 años, se creía prácticamente inalterable.

  • Las conexiones entre neuronas garantizan su supervivencia, siguiendo los principios de que “aquello que no se utiliza, muere” y “lo que se utiliza, se potencia y refuerza”.
  • La herencia aporta entre un 30 y un 60% del cableado cerebral, el resto puede ser modificado por el entorno, lo que nos indica que tenemos muchas posibilidades de reestructurar el cerebro entrenándolo.
  • No se puede pasar de un cociente intelectual de 70 a uno de 150, pero es cierto que el entorno puede modificar el cociente intelectual en 20 puntos (Frederick Goodwin, director del National Institute of Mental Health).
  • La plasticidad cerebral es tan responsable del aprendizaje y de la superación de las lesiones del sistema nervioso como de las adicciones patológicas y de la permanencia de los hábitos, tanto si son buenos como si son perniciosos para nosotros.

Respecto a la capacidad de transformación del cerebro, las neurocientíficas Sarah-Jayne  Blakemore y Uta Frith, en Cómaprende nuestro cerebro, dicen:

Los cerebros individuales, igual que los cuerpos individuales, son distintos entre sí, pero no hay casi nada que no podamos mejorar o cambiar.  Si observamos el mundo que nos rodea, veremos muchos ejemplos de cómo la cultura ha potenciado la naturaleza o la ha superado. Algunos ejemplos que vienen a la memoria son las gafas que corrigen la visión, la nutrición para el crecimiento o la ortodoncia para los dientes torcidos. Si los ortodoncistas pueden mejorar nuestra dentadura, los profesores pueden mejorar nuestro cerebro. 

Estos datos son alentadores e ilusionantes: nos permiten tener un alto grado de esperanza ante las dificultades del aprendizaje y del potencial humano en general, pero, al mismo tiempo, nos llenan de la responsabilidad de encontrar la manera de hacer que estas influencias sean efectivas y positivas para nuestros niños.

La plasticidad cerebral consigue que, a partir de unas estructuras generales básicas, el cerebro se modifique constantemente. Esto hace que cuidar el cerebro se convierta en una actividad fundamental en nuestras vidas y, en el fondo, esta es la misión de la educación y la enseñanza. Tal como decíamos, la maleabilidad de cerebro da a padres, maestros y educadores una gran responsabilidad.

Mejor, mejor, mejor

Un método de entrenamiento basado en la evidencia científica y diseñado por especialistas.

Mejora la autoestima

Lo primero que mejora es la actitud hacia la lectura y la autoestima.

  • Antes
  • Desp.
Evolución en precisión lectora
(%errores)

Aumenta la velocidad

Desciende el número de errores de forma significativa y aumenta la velocidad lectora.

  • Antes
  • Desp.
Evolución en velocidad lectora
(PPM)

Mejora la comprensión

El resultado es una lectura más fluida y una mejor comprensión.

  • Antes
  • Desp.
Evolución en velocidad lectora
(PPM)

Cómo vas a conseguirlo

20 minutos / 4 días a la semana

  • Desde cualquier lugar
  • Formato lúdico
  • Sin cansancio ni frustración

La clave

Un entrenamiento sistemático de la lectura que se realiza mediante un programa informático de formato lúdico.

¿Entrenamos?

1

Busca a tu profesional de referencia

Será quien te acompañe durante el entrenamiento. Conocedor del Método Glifing y del perfil cognitivo del niño, ajustará el entrenamiento para que obtengas el máximo rendimiento posible.

Encuentra a tu profesional de referencia en cualquiera de los Centros que aplican el Método Glifing.

2

Accede a la plataforma Glifing

Inicia sesión en la plataforma Glifing con el nombre de usuario y la contraseña que te haya proporcionado tu profesional de referencia.

Con tu clave de acceso, podrás consultar en todo momento tu evolución lectora y hacer las sesiones de entrenamiento.

3

Empieza a entrenar la lectura

Realiza tu entrenamiento Glifing desde casa. Tu profesional de referencia recibirá los resultados cada vez que termines una sesión y mantendrá el entrenamiento ajustado a tu perfil lector.

De esta manera, siempre trabajarás exactamente aquello que necesites y con la intensidad adecuada.