El vaso lleno o vacío de la comprensión lectora

DOT-lee-libro-2-1.gif

¿Cómo nos posicionamos frente a los resultados de las pruebas PIRLS?

El objetivo principal de las pruebas PIRLS es evaluar y comparar el nivel de comprensión lectora de los estudiantes de cuarto grado en diferentes países. Estas pruebas se llevan a cabo cada cinco años y proporcionan información valiosa sobre los logros y desafíos en esta área.

Los resultados obtenidos en la última prueba PIRLS permitieron identificar las fortalezas y debilidades de los sistemas educativos, así como las estrategias efectivas utilizadas en diferentes países para mejorar la comprensión lectora. ¿Qué sucedió en España? ¿Cómo analizamos los resultados? ¿Qué acciones concretas llevaremos adelante en nuestras prácticas educativas luego del receso escolar?

Para analizar estos interrogantes, vamos a pensar en la metáfora del VASO LLENO O VACÍO. Para ello tenemos que reflexionar ¿cómo queremos mirar esta realidad? Podemos pensar que, en nuestras escuelas, hemos mejorado mucho y quedarnos con todo aquello que ya emprendimos. O podemos doblar la apuesta y mejorar nuestras prácticas teniendo en cuenta lo que la evidencia señala como intervenciones eficaces.

La comprensión lectora es una habilidad fundamental en el proceso de aprendizaje y desarrollo de los estudiantes. Implica la capacidad de entender y extraer significado de un texto, relacionando las ideas presentes en el mismo, inferir información implícita y reflexionar sobre su contenido. Sin embargo, pareciera que según los resultados obtenidos por las pruebas PIRLS, los estudiantes españoles enfrentarían dificultades en esta área, lo que afecta a su rendimiento académico actual y a su capacidad para aprender de manera autónoma.

En su blog, “Comprensión lectora basada en evidencia”, Juan Cruz Ripoll enumera algunas conclusiones sobre el aporte de las diferentes investigaciones en relación a la mejora en comprensión lectora. Un punto elemental que describe hace referencia a la decisión de realizar una intervención, en detrimento de no realizar ninguna. Se ha comprobado que la mejora es significativa en aquellos cursos que se implementó un programa, independientemente de las edades de los alumnos. Es decir, es mejor hacer que no hacer nada. Evidentemente, cuanto más temprana sea la intervención, mejores serán los resultados, pero aún en aquellos alumnos en los que se intervino tardíamente, los resultados son positivos, sobre todo en alumnado entre 2º curso de Educación Infantil y 4º de ESO.

Entre las intervenciones que más destacan podemos mencionar que la enseñanza de estrategias facilita el proceso de comprensión de todo el alumnado. Por ello es importante trabajar sobre las ideas principales, la detección de diferentes tipos de  inferencias, la elaboración de resúmenes, el monitoreo atencional, la activación de conocimientos previos y el reconocimiento de las estructuras textuales. En el programa de intervención GLIFING se trabajan todos estos aspectos de manera sistemática y explícita. Esto contribuye a los avances que se observan en todo el alumnado, tanto con el que presenta dificultad como aquel cuyo rendimiento se encuentra dentro de la media. 

Otro aspecto importante a tener en cuenta cuando hablamos de comprensión lectora son los problemas que pueden manifestarse de diversas formas. Algunos estudiantes pueden tener dificultades para identificar las ideas principales de un texto, mientras que otros pueden tener dificultades para hacer inferencias o para relacionar la información presentada en el texto con sus conocimientos previos. Estos problemas pueden deberse a diferentes causas, como la falta de vocabulario, la ausencia de estrategias de lectura adecuadas, la falta de motivación o el bajo nivel de fluidez lectora.

La comprensión lectora en niños que aprender a leer.

Con la mirada puesta en llenar el VASO, a continuación enunciaré 4 acciones efectivas para potenciar el proceso de lecto-comprensión:

  1. Formación docente continua a partir de prácticas y aplicación de programas basados en evidencia. Los resultados de las pruebas PIRLS pueden servir como base para desarrollar programas específicos de intervención en comprensión lectora, como es el método Glifing.

Es esencial en este sentido proporcionar a los equipos docentes herramientas con las que puedan trabajar en la mejora de estrategias de enseñanza de la lectura y comprensión, así como en el manejo de dificultades específicas, como la dislexia y otros trastornos del aprendizaje. La capacitación docente debe enfocarse en el uso de métodos basados en las neurociencias y en la adaptación de las prácticas pedagógicas a las necesidades individuales de los estudiantes.

  1. Fomento de la lectura en el entorno escolar y familiar. Para ello es necesario, primariamente, automatizar la decodificación, con el objetivo de que los alumnos tengan gusto y placer por la lectura.
  2. Monitoreo del progreso de las prácticas educativas y del entrenamiento de la lectura. LO QUE NO SE EVALÚA, NO EXISTE.
  3. El programa de intervención debe contar con un enfoque pedagógico efectivo y adaptarse a las necesidades de los estudiantes. Es fundamental contar con recursos y estrategias de enseñanza que promuevan el desarrollo de habilidades de comprensión lectora de manera sistemática y progresiva en cada uno de los estudiantes.

Por último y para continuar llenando el VASO, me parece oportuno mencionar que aprender a leer no alcanza para comprender un texto. El aprendizaje de la lectura requiere de práctica constante y sistemática pero no es suficiente para comprender un texto. La fluidez lectora es la base y funciona como un puente hacia la comprensión. 

Cuando un lector tiene una buena fluidez, es capaz de leer sin esfuerzo, con un ritmo adecuado y sin interrupciones. La fluidez lectora implica la habilidad de reconocer las palabras de manera automática, lo que permite al lector concentrarse en comprender el significado del texto. Además, la fluidez lectora contribuye a una experiencia de lectura más placentera y eficiente, ya que facilita la conexión de ideas y la retención de la información. Al desarrollar la fluidez lectora, los individuos pueden disfrutar de la lectura y acceder a un mundo de conocimiento y entretenimiento de manera fluida y sin obstáculos.

Ahora bien, si queremos alumnos que comprendan un texto, además, debemos centrarnos en la enseñanza explícita de estrategias que les faciliten este trabajo. De esta manera, la lectura cumplirá su función que es

LEER PARA COMPRENDER Y COMPRENDER PARA APRENDER. 

Leer para comprender y comprender para aprender es un enfoque fundamental en el proceso de adquisición de conocimiento. Al leer con el propósito de comprender, los lectores se sumergen en el texto, analizan su contenido y buscan conexiones significativas. Este enfoque no solo implica captar el significado literal de las palabras, sino también comprender el contexto, inferir, hacer conexiones con conocimientos previos y reflexionar sobre el material leído. A su vez, al comprender lo que se lee, se abre la puerta al aprendizaje. La comprensión profunda de un texto permite al lector internalizar y aplicar los conceptos, ampliar su conocimiento, desarrollar habilidades críticas y, en última instancia, construir una base sólida para el aprendizaje continuo. La interrelación entre leer para comprender y comprender para aprender es un camino poderoso hacia el crecimiento intelectual y la expansión de horizontes.

Mg. Laura García Blanco
Desarrollo Pedagógico de Glifing

Resumen de este post

En Glifing hemos desarrollado un método genial que nos permite entrenar las habilidades lectoras a través del juego.
Glifing está indicado para cualquier edad, desde los primeros años de acceso a la lectura hasta la edad adulta.
Nuestro objetivo es que leer sea divertido y así acercarte al éxito académico y personal que todos merecemos.

Síguenos en redes
Entradas relacionadas

¿Tienes alguna duda? sugerencia? reseña?