READUP

 

ReadUp by Glifing convierte la lectura en un juego de bolsillo, donde los niños pueden practicar para mejorar sus habilidades lectoras, disfrutando del acompañamiento de los padres y con autonomía.

Todos sabemos lo importante que es convertirse en un lector hábil, así como promover el interés por la lectura desde que los niños y niñas son muy pequeños.

En un mundo digital, creemos que ReadUp puede ayudar a los padres a hacer de la lectura un juego de familia, desde que los niños empiezan a adentrarse en este mundo mágico que es descifrar el código escrito.

Está comprobado que cuanto mejor leemos, más nos gusta leer. La lectura es un placer cuando no nos supone un gran esfuerzo. Para que esto suceda, para que la lectura sea fluida y natural, necesitaremos una buena práctica. ReadUp es esta práctica que hará más fácil el acceso a los libros. ReadUp no sustituye a los libros, o a un entrenamiento lector pautado por un profesional. ReadUp quiere introducir y acercar a niños y niñas a la lectura mediante el juego.


La ciencia que sustenta ReadUp

ReadUp está basado en el método Glifing que, a lo largo de los últimos años, ha probado su eficacia en el tratamiento de las dificultades de aprendizaje de la lectura en centros de reeducación, así como en diversos centros escolares y en diversos países.

Siguiendo la metodología Glifing, ReadUp consiste en diferentes niveles de juego donde, en cada uno de ellos, encontramos 4 estadios de aprendizaje, con un total de 8 actividades:

Estadio 1: Las primeras dos actividades trabajan la vía fonológica de la lectura, es decir, se centran en practicar la descodificación. Se trata de mejorar la habilidad de descodificar las sílabas de la forma más precisa y rápida posible. Sería la habilidad de hacer que la conversión grafema fonema se convierta en un mecanismo automático que no termine representando ningún esfuerzo para nuestro cerebro. La vía fonológica la utilizamos los lectores experimentados cada vez que tenemos que leer una palabra nueva o muy poco frecuente.

Estadio 2: Las actividades tercera y cuarta trabajan la vía léxica de la lectura, es decir, buscan conseguir que las palabras de uso frecuente puedan ser leídas de un solo vistazo, tal como hacemos los lectores expertos. Hay palabras que no hay que descodificar porque son reconocidas en su totalidad, gracias a la cantidad de veces que las hemos visto.

Estadio 3: La actividad número cinco fortalecerá la memoria de nuestros niños. La memoria ha sido subestimada en los últimos años, pero la verdad es que la memoria es uno de los caballos de batalla de todos los aprendizajes, necesitamos una memoria fuerte y activada para hacer bien tareas como leer y comprender lo que leemos, realizar operaciones matemáticas, resolver razonamientos lógicos … etc.

Estadio 4: Las últimas tres actividades activan la comprensión lectora a través de juegos de pistas.

El trabajo bien hecho siempre tiene premio. Por eso, al terminar los cuatro estadios de aprendizaje, se activa un juego y una tienda que nos permite personalizar la mascota, gracias a las estrellas y gemas que hemos ido consiguiendo.

Los estadios 1 y 2 están pensados ​​para hacer acompañados de un adulto y el resto de estadios permiten al niño jugar de forma autónoma.