Cómo mejorar la comprensión lectora de un niño

Uno de los mayores factores que explican el fracaso escolar es la falta de comprensión lectora.

La comprensión lectora es una capacidad básica para el rendimiento académico, ya que permite evaluar y entender lo que interpretamos, extrayendo las ideas principales de lo que leemos.

Cuando no se tiene un buen nivel de comprensión lectora, estudiar cualquier materia puede volverse un suplicio, lo cual acaba teniendo un impacto negativo en los resultados académicos, en la autoestima y las aspiraciones profesionales.

Es importante entender que la comprensión lectora es una tarea cerebral de alto nivel y que requiere atención consciente para realizarse con éxito.

Aumentar la velocidad de lectura es la llave a la comprensión lectora

Si la lectura del texto no es ágil (es decir, la decodificación grafema-fonema no está automatizada) el cerebro del niño no podrá dedicar recursos cognitivos atencionales suficientes a la comprensión lectora.

Cuando hay lectura lenta, el cerebro debe repartir su atención entre la decodificación y la comprensión. Es por ello que un niño que lee despacio acaba teniendo problemas de comprensión lectora.

En conclusión, el niño o la niña ha de aumentar su velocidad de lectura (sin cometer errores) para mejorar su comprensión lectora.

¿Cómo aumentar la velocidad de lectura correctamente?

Estas son las 6 funciones del proceso lector que debemos entrenar para aumentar la velocidad de la lectura y así mejorar la comprensión lectora del niño o la niña:

  • Descodificación grafema-fonema
  • Flexibilidad cognitiva y atención
  • Conciencia fonológica
  • Memoria de trabajo fonológica
  • Articulación y dicción
  • Reconocimiento de palabras y vocabulario

La mejor manera de trabajar estos procesos es a través del juego, ajustándonos siempre a las necesidades particulares del niño que esté entrenando la lectura, según su perfil lector, y adaptando el entrenamiento a su evolución.

Deja una respuesta

Cerrar menú
×
×

Carrito